Experiencias de una mamá con diabetes

Entradas etiquetadas como ‘#complicaciones’

Las complicaciones… Es un tema complicado

imageVaya, vaya, este sí que es un tema delicado, especialmente porque no soy yo quien vive con diabetes sino mi hija que recién cumplió 21 años, o sea que legalmente es una adulta.

Creo que durante los primeros años luego de su diagnóstico ese no era un tema que me preocupara mucho, pues como llegué a comentar en algún momento, ella era la paciente perfecta y acataba todo lo que yo y su médico le decíamos al pie de la letra. Pero a medida que fue creciendo y entró en la difícil adolescencia, la palabra complicación se volvió en tema fijo cada vez que la sermoneaba porque no hacía lo indicado.

Los estudios indican que el mantener la diabetes con un control óptimo reduce de forma importante el riesgo de complicaciones.

El DCCT demuestra que la terapia intensiva es mejor que la convencional. Un valor de HbA1c del 7% redujo el riesgo de complicaciones de la vista, riñón y nervios a largo plazo en aproximadamente un 60% (Fuente: UCSF).

Como madre, el tema de las complicaciones es algo que siempre ronda mi mente. Sería muy fácil decir o pensar “Bueno, ella ya es una adulta y como tal le corresponde seguir y hacerse responsable de su tratamiento”, pero la verdad es que eso no es así. Los  padres y madres NUNCA dejamos  de preocuparnos por el bienestar de nuestros hijos.

Hemos hecho todo lo que está a nuestro alcance para garantizarle a nuestra hija el mejor tratamiento posible con la mejor tecnología, en la medida de nuestras posibilidades.  Me he educado y día a día busco fuentes de información fidedigna. Con satisfacción puedo decir que ella está muy pendiente de su tratamiento y veo cómo se preocupa cuando ve valores que están fuera de su meta establecida. No puedo garantizar que no presentará complicaciones más adelante, pero si los estudios no se equivocan, mantener un A1C y glucosas en rango y con poca variabilidad reducirán de forma importante alguna complicación.

Como padres es importante que estemos educados para de esta forma poder ayudar, apoyar y acompañar a nuestros hijos en el camino que les tocó vivir.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: