Experiencias de una mamá con diabetes

Entradas etiquetadas como ‘#diabetestipo1’

Una gota de sangre basta…

UNA GOTANo todos los diagnósticos de diabetes tipo 1 son iguales. Para nosotros, todo comenzó el 10 de marzo de 2003, fecha que permanece indeleble en mi mente, pues fue el día que diagnosticaron a mi hija diabetes tipo 1.

Ella venía sintiéndose mal y presentando los típicos síntomas de la diabetes: Cansancio, irritabilidad, exceso de sed, de hambre, de ganas de orinar; síntomas que por un motivo u otro uno no les da la importancia debida o que los achacas a cualquier otra cosa. Pero teniendo una hija muy sana que nunca se enfermaba, una niña de buen carácter y sumamente activa, me preocupó que un día me llamaran del colegio para decirme que ella no se sentía bien.

Fui a buscarla al colegio y me contó que estaba mareada. Llegamos a la casa y después de almorzar ya me dijo que se sentía bien. El resto de la tarde transcurrió con normalidad, salvo que ella estaba bastante irritable, había unos inexplicables cambios de humor. A la mañana siguiente cuando nos disponíamos a ir al colegio, me volvió a decir que estaba mareada y que por qué mejor no íbamos donde José (su pediatra). Entre una y otra cosa, mi esposo me comentó que la noche anterior ella se había tomado una jarra de agua, y en ese momento pensé: “Dios, esto parece diabetes”. No sabría decir por qué, pero eso fue lo primero que cruzó mi mente. Supongo que intuición de mamá.

Fuimos al pediatra y después de que ella, con sus escasos ocho años, le dijera qué era lo que estaba sintiendo, yo le pedí que por favor le hiciera una prueba de glucosa en orina y en sangre, pues yo pensaba que era diabetes. El pediatra me preguntó por qué y le comenté que mi mamá vivía con diabetes tipo 2 desde hace muchos años y unos de los síntomas que yo recordaba antes de su diagnóstico era la sed desesperada.

Afortunadamente, el pediatra hizo caso de mi preocupación y no intentó disuadirme de que fuera otra cosa y le practicó los exámenes de sangre y orina. Las pruebas resultaron positivas. Su glicemia estaba en 520 y presentaba cinco cruces de cuerpos cetónicos.

Lamentablemente, en todos los casos no es así. Muchos médicos confunden los síntomas de la diabetes con cualquier cosa: virus estomacales, gripes, infecciones urinarias y pare de contar. Últimamente hemos sabido de casos de diabetes mal diagnosticados o diagnosticados de forma tardía y que le han costado la vida de esos pacientes.

Es importante que sepamos que la falta de insulina lleva a una cetoacidosis diabética que puede desarrollarse, a veces, en 24 horas.  Estos son síntomas de la diabetes y pueden ser fatales si no se tratan a tiempo:

  • Sed excesiva
  • Micciones frecuentes (incluso mojar la cama)
  • Náuseas y vómitos
  • Hambre extrema
  • Pérdida de peso sin motivo aparente
  • Irritabilidad y cambios de humor
  • Visión borrosa
  • Dolor abdominal
  • Debilidad o fatiga
  • Dificultad para respirar
  • Aliento con olor a frutas
  • Letargo
  • Confusión
  • Pérdida de conciencia

Si tú o algún ser querido está presentando estos síntomas, acude a tu médico o pídele que visite a su médico y que exija un despistaje de diabetes, con una gotita de sangre basta.

Vamos a educarnos y eduquemos a las personas sobre los síntomas de la diabetes tipo 1.

Es primordial y vital conocerlos y reconocerlos a tiempo

A continuación les dejo las opiniones de otros colegas del colectivo #DiabetesLA

Mila

Mariana

Tanya

A %d blogueros les gusta esto: