Experiencias de una mamá con diabetes

Entradas etiquetadas como ‘#YaBasta’

ALCEMOS NUESTRAS VOCES

Ya BastaGeneralmente no escribo para quejarme, pero, francamente, la situación en mi país, Venezuela, con la crisis económica y la consecuente escasez de medicamentos e insumos ya es insostenible. Hace un par de días compartí una foto del padre de un niño usuario de bomba (o microinfusora) de insulina. Él estaba indignado, así como yo, y supongo que al igual que todos aquellos pacientes con diabetes tipo 1 que decidieron invertir en calidad de vida para ellos o para sus hijos adquiriendo una infusora de insulina. Resulta que gracias a la burocracia reinante en el país, amén de la desidia de los entes del gobierno, a la empresa que importa los insumos para las bombas de insulina no se le han otorgado las divisas correspondientes para la importación de dichos insumos, motivo por el cual cuando nos comunicamos con esta para hacer el pedido nos informaron que sólo estaban despachando 1 mes de insumos, pues están próximos a agotar sus inventarios y al no haber recibido las divisas correspondientes no pueden hacer la importación, así que sólo me quedan dos meses de insumos para la bomba. Si la empresa no recibe las divisas, mi hija tendrá que volver al esquema de Inyecciones Múltiples de Insulina (que fácilmente pueden ser de 5 a 10 inyecciones diarias). Esto se traduce en el deterioro de su calidad de vida, así como la de todos aquellos pacientes con diabetes que en búsqueda de un óptimo control de la condición invirtieron en la tecnología más avanzada para lograr la meta deseada. Pero no es solamente la escasez de insumos para las bombas, cada vez que salimos a comprar tiras reactivas para el monitoreo capilar de la glicemia, también es otro sufrimiento: nunca sabemos que marca de tiras vamos a conseguir. Tengo dos glucómetros para alternar dependiendo de la marca que consiga. La semana pasada me dispuse a comprar insulina. Ah, tampoco hay cartuchos, sólo hay lapiceros. No saben cuándo les van a llegar (eso fue en tres establecimientos distintos). Las jeringas y las agujas para los lapiceros de insulina son otro tema, ya saben, tampoco hay. Reactivos para la Hemoglobina Glicosilada (HbA1C), de primordial importancia en el control de la diabetes tipo 1, en muy pocos laboratorios los hay; hace meses que se les terminó y no los han recibido aún, también por falta de divisas. Todo esto sin contar que en el Seguro Social no le dan nada a los pacientes porque nunca hay nada.

Me pregunto si al gobierno venezolano se le puede juzgar por crímenes de lesa humanidad por cada paciente crónico, cada paciente con cáncer, cada paciente con deficiencia cardíaca, por cada paciente que muere en este país a diario por falta de insumos y medicamentos para el tratamiento de su enfermedad. Han desfalcado al país de miles de millones de dólares y ahora no hay divisas para importar medicamentos e insumos que garanticen la salud y la calidad de vida del pueblo a quien dicen amar.

Yo particularmente me niego a formar parte del grupo de personas que callan y no alzan sus voces para reclamar lo que les corresponde por derecho. No me voy a conformar con las migajas que el gobierno nos quiere dar. La salud es un derecho humano consagrado en la ONU. Yo no le pido a nadie que me regale nada controlar la diabetes de mi hija, pero sí exijo que en lugar de estar inventando imbecilidades, acaben con esta burocracia y desidia que poco a poco está acabando con lo poco que nos queda.

En el infierno venezolano cuando hay estiércol, no hay quien lo palee y cuando hay quien lo palee, no hay estiércol. Así estamos.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: